fbpx

Carillas dentales: todo lo que necesitas saber

Las carillas dentales son una buena solución para mejorar estéticamente nuestra sonrisa sin someternos a ningún tedioso tratamiento.

Los motivos por los que muchos pacientes eligen este tratamiento son: su buen resultado para enmascarar pequeños problemas estéticos y su económico precio.

En este artículo, te contamos toda la información que necesitas saber sobre las carillas dentales si estás pensando en someterte a este procedimiento.

¿Qué son las carillas dentales?

Se trata de unas finas láminas que se colocan en la cara externa del diente, mejorando su apariencia y enmascarando deterioros dentales, como fracturas del esmalte, alteraciones del molde o cambios en el color de la pieza dental.

¿Para qué sirven las carillas?

Su función principal es puramente estética, ya que permiten mejorar tu dentición solventando pequeñas imperfecciones. Son apropiadas para camuflar desviaciones dentales, fracturas, separaciones interdentales, malposiciones y problemas de coloración.

¿Cómo se colocan?

Las carillas se adhieren a los dientes por medio de una resina especial. Se pueden colocar tanto en los dientes de la arcada superior como en los de la inferior, aunque en los dientes posteriores, como los molares y premolares, se suelen utilizar las coronas o fundas dentales, ya que son más duraderas y robustas.

¿Cuándo no son efectivas?

Si existe un problema de salud bucodental es necesario solucionarlo previamente a la colocación de las carillas, ya que, como explicábamos anteriormente, se trata de un tratamiento meramente estético.

Las carillas dentales tampoco enmascaran imperfecciones muy acentuadas, como una amplia malposición dental o una gran fractura.

¿Qué tipos de carillas existen?

Los modelos más comunes son los siguientes:

Carillas de composite: se fabrican directamente sobre el diente. El procedimiento se realiza aplicando resina sobre la pieza dental y dándole la forma apropiada.

Se trata del modelo de carilla más económico que existe, pero también el menos duradero, ya que es más frágil y suele presentar problemas de decoloración.

Carillas de porcelana: este tipo de carillas se fabrican en el laboratorio y son colocadas posteriormente sobre el diente. Su elaboración, por tanto, es más compleja, pero aporta una mayor durabilidad.

¿Qué tipo de carilla elegir?

Para determinar qué modelo de carilla dental es más apropiada para ti, debes acudir a un dentista para que estudie tu caso y te pueda asesorar.

En Clínica Dental Carrilet 100 contamos con profesionales expertos en estética dental que te ayudarán a conseguir la sonrisa que deseas. Ponte en contacto con nosotros para concertar tu cita.

Más posts